You are hereReglas del dominó

Reglas del dominó


El juego del domino se origina como una variante al juego de dados. De hecho sus fichas están compuestas por todas las combinaciones que se pueden lograr tirándolos. A algunas de estas se les ha agregado el cero o ficha blanca en una de sus mitades y en a otra se perforan los puntos correspondientes a las seis caras de un dado. Existe una ficha sin puntos denominada doble cero o doble blanca que es muy apreciada por los jugadores pues no suma puntuación.

El juego del domino se origina como una variante al juego de dados. De hecho sus fichas están compuestas por todas las combinaciones que se pueden lograr tirándolos. A algunas de estas se les ha agregado el cero o ficha blanca en una de sus mitades y en a otra se perforan los puntos correspondientes a las seis caras de un dado. Existe una ficha sin puntos denominada doble cero o doble blanca que es muy apreciada por los jugadores pues no suma puntuación.

Las piezas del dominó asemejan pequeños ladrillos con el doble de longitud que de anchura, divididos en una de sus caras en dos mitades iguales por una línea dibujada o imaginaria. En cada una de las ellas están horadados agujeros al igual que en los dados del 1 al 6.

Existen fichas de domino con una de sus caras sin punto que se denominan blancas y corresponden al número cero. Para que los puntos resalten a la vista se pintan de blanco sobre fondo negro o viceversa.

Esta posiblemente sea la razón que da origen a su nombre, la palabra del juego dominó en francés designa a un manto usado por los curas durante el invierno que es de color negro por su parte exterior y blanco en su interior.

El objetivo del jugador o pareja de jugadores en el dominó, es deshacerse de todas sus fichas primero que sus oponentes acumulando la mayor cantidad de puntos al sumar las fichas que queden en manos de los contrarios.

Aunque existen varios tipos de juegos de dominó, las reglas de todos son muy sencillas.

Reglas del dominó clásico

Todas las fichas del juego se colocan sobre la mesa con los puntos hacia abajo y se revuelven por uno o dos jugadores para barajarlas. Luego cada jugador toma 7 fichas y las coloca frente así, de forma que solo puedan ser vistas por él. Si juegan menos de 4 jugadores en un juego individual, las fichas sobrantes se apartan puestas boca abajo hacia un extremo de la mesa que esté libre.

La partida la comienza el jugador que tenga la ficha con dos 6 llamada doble seis y la pone en el centro de la mesa. Le sigue el turno al jugador más próximo a su derecha quién deberá jugar alguna ficha que tenga un número 6 colocándola perpendicular a la ficha de salida. El jugador que sigue en orden tiene la posibilidad de jugar una ficha por cualquiera de los dos extremos de la fila que ya se comienza a formar, igualmente lo hará alineando su ficha de puntos coincidentes con el número de los extremos de alguna de las 2 puntas de las fichas ya puestas sobre la mesa.

Si en un turno un jugador no tiene fichas para jugar deberá decir "paso" y le corresponderá el turno al siguiente. El juego continuará hasta que ocurra alguna de estas situaciones:

1.    Uno de los jugadores pone su última ficha en la mesa anunciando en voz alta que ha ganado.

2.    No se puedan realizar más jugadas por que el juego se ha cerrado y en manos de todos los participantes queden fichas.

En el primer caso se cuentan los puntos de las fichas en poder del resto de los jugadores y ese será el puntaje alcanzado por el ganador.

En el segundo caso ganará el jugador cuyas fichas sumen menos puntos. El ganador obtendrá los puntos correspondientes a la suma de todas las fichas en manos de los jugadores, incluidas las suyas al cerrarse la mano.

Cuando se hayan anotado los puntos, nuevamente se colocarán todas las fichas sobre la mesa, se revolverán y comenzará la próxima mano en la cual le corresponderá comenzar la ronda al jugador a la derecha del que comenzó la mano anterior. A partir de ese momento el que inicia el juego no está obligado a salir con una ficha doble, podrá hacerlo con la que más le convenga.

La partida se considera ganada cuando un jugador o pareja de jugadores haya alcanzado la cantidad de puntos pactados antes de comenzar el juego. Por lo general esta se fija en 50 para partidas individuales y 100 para juegos en pareja.

Más juegos de domino